La única manera de lidiar con un mundo sin libertad es llegar a ser absolutamente libre para que tu existencia misma sea un acto de rebelión                                                                                                               Albert Camus

 

La libertad de expresión y de pensamiento forman lo más básico de nuestra individualidad. Ésta aparece ante nosotros como una decisión entre la acción y la inacción. Este derecho, irrenunciable e inalienable, es un concreto que rodea a la cultura con su lucha y manifestación. En él podemos guardar silencio o declararnos ruido mientras la sangre se proclama nuestra aun contra el filo de navajas ajenas. La solidaridad es también un acto libertario, el coincidir, reconocer al otro, el encontrar en la creación libre y colectiva la expresión de las propias ideas y sentimientos, y descubrir que la causa del otro es nuestra. La libertad y el mundo se enlaza de nuestra correspondencia como tejidos, escuchando nuestra voz en la de los demás y hablando el dolor de sus huesos quebrados. Ahí es donde las voces aprenden a resonar y vivir en sus ecos que proclaman el nosotros.

El cartel es un transmisor y una manifestación de lo que es profundamente nuestro y un llamado al cambio, a la reflexión y al sentir. Puesto delicadamente sobre la asfixia, se vuelve aire. Voces en libertad enuncia particulares visiones e interpretaciones sobre un valor fundamental para la convivencia. La Bienal Internacional del Cartel en México se enorgullece de poder presentar el sentir y la opinión de más de treinta y cinco países a través de destacados artistas que unen sus trazos y colores con los textos de escritores de Chile, Uruguay, Argentina, Ecuador, Bolivia, Italia, Cuba, Brasil, España y México, para darle propósito y contenido a este empeño en forma de colección. Para decirle enhorabuena a la reflexión, la crítica, la celebración y todo lo que ilustre y salvaguarde el significado de la palabra libertad.

 

Bienal Internacional del Cartel en México A.C.