ESTAMPAS SOBRE CUENTOS INGLESES

Las personas menores de setenta años y mayores

de siete son muy poco fiables si no son gatos.

Leonora Carrington

Entre el sinnúmero de cualidades que posee nuestro animal humano, sin duda, de las más bellas y dicotómicas es la de sorprenderse. La imaginación es un ave todopoderosa que va a libre voluntad equina sin restricción física; es lo más cercano a poseer un alma. Imaginar un cuerpo dotado de huesos y tendones, sin la suficiencia de fantasear, sería tal como apreciar un tumor yaciendo tal cual bulto inerte.

El delicado velo del universo adulto se increpa cuando la mínima nota de un mundo onírico, sobrepuesto a la realidad, convulsiona los mandatos que rigen la materialidad. En el cosmos donde la tautología más básica de identidad carece de sentido, el tiempo se  cuela a través de la fractura crucial donde lo que es, no es. Ahí, en ese momento auténtico de la imaginación desplegada, caemos por la madriguera y nuestra mente, en un renacer, recuerda que previamente hemos sido favorecidos de habitar un planeta perteneciente a galaxias alternas. Viene luego el abrir de ojos como dos peces muriendo a bocanadas acompañado de un alarido que dicta: –¡Cómo compadezco a los que no están vivos!

El espíritu voraz de la creatividad buscará, con anhelo, vivir el clímax de uno de los géneros más afamados, como lo es el cuento. La Bienal Internacional del Cartel en México presenta, a manos de 30 ilustradores mexicanos, el homenaje a los cuentos más populares de origen inglés. Deja que tu imaginación siga al conejo blanco que correrá a través de las imágenes de esta colección; a ti que nunca dejas de sorprenderte, atiende el llamado a la hora del té.

Bienal Internacional del Cartel en México AC