Menu

¡Diles que no me maten!

INAUGURACIÓN PRÓXIMAMENTE

Uno oye, salida de la piedra, el agua clara caer sobre el cántaro.
Uno oye. Oye rumores; pies que raspan el suelo,
que caminan, que van y vienen. [...]
“¡Despierta!”, le dicen.

Pedro Páramo


La obra de Juan Rulfo (1917-1986) es respiración y palabra, silencio e imagen, música y vacío. De la fotografía a la escritura, de la narrativa al guión cinematográfico, la creación artística de Rulfo es una de las más influyentes de México en el mundo. En especial, su literatura goza de amplio reconocimiento y ha sido traducida a varios idiomas. Se trata de una obra breve, pero minuciosa y profunda, compuesta por tres libros que no dejan de fascinar y/o sorprender a la crítica especializada y a sus lectores en general.

El libro El llano en llamas (1953) reúne 17 cuentos narrados con maestría ejemplar, en los que hombres, mujeres y niños de la escena rural mexicana se enfrentan a un mundo desolado y fatídico, determinado por el aislamiento y la pobreza. A este libro sigue su novela Pedro Páramo (1955), una de las más importantes de todos los tiempos. En ella, su autor crea a Comala, un universo propio ubicado “sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del Infierno”, lugar mágico y terrible narrado desde la muerte y la memoria. El gallo de oro (1980), novela que fue llevada al cine antes de publicarse como libro, recrea un mundo de gallerías y palenques en el que se lucha contra la suerte y el destino.

A cien años del nacimiento de Juan Rulfo, la Bienal Internacional del Cartel en México presenta ¡Diles que no me maten!, historia gráfica, de las obras más destacadas de Rulfo, contada e interpretada a manos de cartelistas mexicanos. Es necesario recordar que la obra de Rulfo ha marcado nuestra cultura, que su propuesta estética es vigente, que su arte es universal; es decir, que más allá de las naciones y las lenguas, la obra de Rulfo dialoga con lo humano.

Fidel Carlón Solís